jueves, 20 de octubre de 2016

LA REFORMA 3, Martín Lutero "El valiente". (Preescolares)

(Por Iris Acosta)

LECCIÓN

Martín Lutero “El valiente”
El cisne entra en escena.

OBJETIVO

Que los alumnos comprendan que al encontrarnos con Cristo no podemos callar lo que Él ha hecho por nosotros, es nuestro deber compartirlo con el mundo.

BASE BÍBLICA

Hechos 1:8; Romano 1:16; 1Corintios 1:18; 2Timoteo 1:7.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

Mateo 24:14





INTRODUCCIÓN

Ponga obstáculos en la sala y diseñe un recorrido para que los niños caminen por él, procure que el recorrido tenga momentos para saltar, arrastrase punta y codo, hacer equilibrio, etc.
Hoy realizaremos un recorrido muy especial, todos quienes lo completen tendrán un fabuloso premio. Si en algún momento lo encuentras muy difícil, sólo debes pedirme ayuda y yo estaré ahí para ti. Te ayudaré a completar el recorrido.
(Luego de realizado el ejercicio, entregue los premios prometidos)
¡Lo hicieron muy bien! Todos completaron el recorrido, algunos necesitaron un poco más de ayuda, pero todos llegaron al final. ¿Cuál fue el obstáculo más difícil? (Permita que los niños reflexionen)
Conozco a un hombre que tuvo que realizar un recorrido muy especial un día 31 de octubre del año 1517.

NOTA PARA EL MAESTRO

Entregue la lección a los niños en 3 bloques.

DESARROLLO DE LA LECCIÓN

            Bloque 1

-          Martín Lutero (Muestre lámina 1) era un hombre que amaba a Dios y que se dedicó a estudiar la biblia para conocer más acerca de Dios y lo que Él que quería para su vida. Él vivía en un país llamado Alemania1. ¿Recuerdas que ya hablamos de John Wycliffe y Juan Huss, quienes también amaban a Dios y se dedicaban a estudiar su Palabra, que es la biblia? Quienes amamos a Dios, estudiamos su Palabra (Muestre lámina 2), es por esta razón que tú y yo nos reunimos semana a semana para estudiar en conjunto lo que Dios quiere para tu vida y mi vida. Pero no olvides pedirle cada día a papá o mamá que te ayuden a leer lo que aparece en la biblia, así conocerás acerca de Dios.

Martín pensaba que, haciendo cosas buenas, como por ejemplo ayudar a los pobres o no ofendiendo a las personas, podría agradar a Dios y que de esa manera podría ir al cielo, pero mientras más trataba de agradar a Dios, más se daba cuenta de los pecados que había en él, esto hacía que el corazón de nuestro amigo Martín estuviera muy triste (Muestre lámina 3). Martín tenía el mismo problema que tú y yo tenemos, EL PECADO (Muestre lámina 4), pecado es todo lo que pensamos, decimos, vemos, oímos o hacemos que no le agrada a Dios, como, por ejemplo: cuando somos desobedientes con mamá o papá o cuando nos burlamos de un amiguito. Darse cuenta que era pecador hacía que Martín Lutero se sintiera muy mal, el pecado nos hace sentir incomodos, porque no nos permite acercarnos a Dios y esa es una noticia muy triste. Hacer buenas obras, esto quiere decir hacer buenas cosas, no era malo, pero no era suficiente para que Martín sintiera que Dios lo miraba con agrado. El ser un niño bueno no es suficiente para agradar a Dios, necesitas de algo más para que Dios te mire y diga: ESE NIÑO ES MI HIJO.

Como Martín estudiaba la biblia se dio cuenta que algunas cosas que le habían enseñado, no eran ciertas, por ejemplo, le habían enseñado que para ser perdonado de sus pecados, tenía que contárselo a un sacerdote, un hombre que trabajaba en la iglesia católica y que este le diría que debía hacer para ser perdonado, poniéndole una especie de penitencia (explique el concepto de penitencia según la edad de sus niños, puede hacerlo a través de una dinámica) (Muestre lámina 5) También le habían enseñado que pagando una cantidad de dinero a la iglesia católica podrían ser perdonados por completo del pecado que habían cometido. ¿Era verdad aquello que le habían enseñado a Martín? No!!! nosotros sabemos que el único que nos puede perdonar de nuestros pecados es Dios y que lo único que debemos hacer para que nuestros pecados sean perdonados, es decir que somos pecadores, o sea que hacemos cosas que a Dios no le agradan, creyendo que Jesús es el Hijo de Dios, (Muestre lámina 6) que vino a la tierra, nació como un bebé, creció, ayudó a muchas personas cando vivió en la tierra, que nunca hizo nada malo y que murió en la cruz, tomando nuestro lugar a causa del pecado, porque era la única forma de limpiar nuestro corazón de la suciedad del pecado, pero Jesús no se quedó muerto, sino que resucitó, esto quiere decir que volvió a vivir, al tercer día, luego se fue al cielo y prometió que pronto volverá por quienes hemos creído en él, la biblia dice en Juan 1:12 “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios”, esto significa que aquellos que creen en todo lo que ya te dije, Dios los considera sus hijos. ¿Tú crees en esto? Entonces puedes tener la seguridad que has sido perdonado de tus pecados y tu corazón ya no tiene esa fea suciedad porque Jesús lo limpió, sabiendo que eres un hijo de Dios (Muestre lámina 7).

Bloque 2

-          Martín no sabía esto, pero como amaba a Dios, Dios permitió que Martín descubriera esta gran verdad estudiando la biblia, entonces Martín se dio cuenta que sólo necesitaba creer en Jesús para ser perdonado. Que feliz estaba el corazón de Martín al descubrir esto (Muestre lámina 8). Así de feliz está tu corazón y el mío cuando creemos en Jesús. Pero Martín no quería ser el único que conociera esta hermosa verdad, habló con personas que tenían un trabajo muy importante en la iglesia católica para que así ellos comenzarán a enseñarle la verdad de la biblia al resto de las personas y no esas mentiras que ya te conté que le enseñaban a Martín y a otras personas, pero lamentablemente estos hombres (Muestre lámina 9) no quisieron escuchar a Martín y siguieron mintiendo a las personas.

-          Martín cada día veía que eran más y más las mentiras que les contaban a las personas, así que tomó la decisión de contarle a todas las personas la verdad de la biblia, (Muestre lámina 10) escribió lo que había descubierto en la Palabra de Dios y se fue a la iglesia de Wittemberg donde haría público su pensamiento acerca de lo que había estudiado en la biblia. (Muestre lámina 1) Martín sabía que esto le traería problemas con algunos hombres muy importantes de la iglesia católica, pero quizás recordó algunos versículos que aparecen en la biblia como “¡Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres!” (Hebreos 5:29), esto quiere decir que es mucho mejor ser obedientes a lo que Dios nos dice, que obedecer mentiras que los hombres nos pueden decir, de esta manera cobró y fue valiente, no debe haber sido sencillo para Martín Lutero ese recorrido que hizo para llegar hasta la iglesia de Wittemberg, tal vez sintió miedo o pensó “mejor me quedo callado con lo que descubrí en la biblia y así no tengo problemas con nadie”, quizás el saber la verdad de la biblia y acerca de Dios te traerá problemas en algún momento, porque algunos amigos de la escuela o dónde vives no entenderán muchas de las cosas en que crees acerca de Dios, y también puede ser que pienses: mejor me quedo callado y no cuento lo que sé de Dios. Acaso, ¿nuestro amigo Martín se habrá arrepentido de contarle a otros la verdad de la biblia?, No!, fue valiente y llegó hasta la iglesia de Wittemberg (Muestre lámina 10) y clavó en la puerta de la iglesia lo que había escrito de las verdades que había descubierto en la biblia, ahora todas las personas en Alemania se enterarían de las mentiras que algunos hombres de la iglesia católica les decían. Cuando sientas miedo de decir lo que sabes de Dios, piensa en cómo Martín Lutero no se quedó callado y fue valiente para contar la verdad de la biblia, tú hoy también puedes ser un valiente y contarles a otros acerca de Dios, ¡NO TE QUEDES CALLADO!














Bloque 3

CONCLUSIÓN


Martín Lutero luego de haber sido valiente y haberles contado a las personas de Alemania la verdad de la biblia, tuvo que esconderse y huir por un largo tiempo, ya que algunos hombres de la iglesia católica lo querían tomar preso. Debe haberse sentido triste en algunos momentos o con miedo, pero en todo este recorrido él nunca estuvo solo, ¿saben quién estaba con él SIEMPRE? ¡Sí! Dios, así también Dios está contigo cada día. ¿Te acuerdas del recorrido que hicimos al comienzo de la clase?, algunas partes del recorrido no fueron tan sencillas, pero cuando me pediste ayuda para continuar to te ayudé, Dios actúa de esa manera con nosotros, cuando tengas problemas porque crees en Jesús o sientas que tus amigos no te comprenden, entonces pídele ayuda Dios para continuar en este camino, ¿crees que Él te ayudará? ¡Claro que sí! Y cuéntale a tus amigos que Dios los ama y que quiere estar para siempre con ellos si creen en Jesús, porque la biblia dice en Habacuc 2:4 “El justo por la fe vivirá”, esto significa que sólo por creer en Jesús somos perdonados de nuestros pecados y podemos vivir para SIEMPRE con Dios. De esta manera comenzó LA REFORMA, ya sin creer en las mentiras que algunos hombres habían contado acerca de Dios, sino sólo creyendo en lo que dice la Biblia. ¿Recuerdan el cisne del que habló nuestro amigo Juan Huss la semana pasada? El cisne del que hablaba, era nuestro nuevo amigo Martin Lutero.

TUTORIAL VISUALES 
(Por Marina Díaz)








MANUALIDAD SUGERIDA 

Puerta que se abre con texto para memorizar en su interior

TUTORIAL MANUALIDAD 















 
Copyright 2009 AMIGOS DE JESÚS. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree