lunes, 30 de mayo de 2016

SERIE DIOS ESCUCHA Y RESPONDE 2 "Dios responde sí" POR PAMELA HENRÍQUEZ

(Para el primer ciclo, niños menores de 8 años).

BASE BÍBLICA
1 Reyes 18:20-46

OBJETIVO
Que los alumnos aprendan a pedir y a aceptar con humildad los sí de Dios.

VERSÍCULO
"No se aflijan por nada, sino preséntenselo todo a Dios en oración; pídanle, y denle gracias también" Filipenses 4:6




INTRODUCCIÓN
En una fuente deje unos papeles arrugados… pídale a un niño que le eche agua… y luego usted trate de encender los papeles… no es posible…

DESARROLLO
Habían pasado más de tres años, sin que hubiera caído una gota de agua del cielo. Los animales comenzaban a morir, porque no tenían agua ni comida.
También durante este tiempo, la malvada Jezabel estaba tratando de deshacerse de todos los profetas de Dios como Elías (un profeta es como un cartero, que entrega mensajes de Dios, para que sepamos lo que Dios quiere que hagamos). 
Dios habló a Elías y le dijo: "Ve donde Acab y enviaré lluvia." Así que Elías fue a buscar a Acab. Cuando Acab supo que Elías quería verlo, dijo enfurecido: "¿Eres tú Elías, el alborotador de Israel?"
Elías respondió: "No soy el alborotador. Primero fue tu padre, y ahora tú desobedeces a Dios una y otra vez. Dejaste de seguir sus mandamientos para seguir a Baal. Ahora trae a la gente de Israel a mi encuentro en el Monte Carmelo. Trae todos los profetas de Baal y los falsos profetas de Jezabel."
El Rey y Jezabel gobernaban a Israel, no adoraban a Dios sino a Baal, y muchas personas se volvieron hacia Baal como ellos.
Toda la gente se reunió en el Monte Carmelo. Elías se presentó frente a ellos y dijo: "¿Cuánto más seguirán cambiando de opinión? Si el Señor es Dios, síganlo; pero si Baal es Dios, síganlo." La multitud se quedó allí, sin decir palabra.
Luego Elías les dijo, "Esto es lo que haremos: Yo soy el único profeta que queda del Señor y Baal tiene más de cuatrocientos. Ofrezcan a su dios un sacrificio sobre la leña y no prendan fuego. Yo haré lo mismo. Luego pídanle a Baal y yo pediré al Señor. El dios que escuche y prenda el fuego es el Dios verdadero."
Todos estuvieron de acuerdo. Así que Elías dijo a los profetas de Baal, "adelántense y háganlo ustedes primero. Pídanle a Baal que él prenda el fuego."
Comenzaron a pedir a Baal que encendiera el fuego. Gritaban y bailaban alrededor del altar, desde la mañana hasta el mediodía, sin recibir respuesta.
Cerca del mediodía, Elías estaba aburrido y les dijo, "Tal vez no están gritando lo suficientemente fuerte. Tal vez su dios está ocupado o durmiendo y no los puede oír, mejor será que griten más fuerte."
Algunos corrieron alrededor pidiendo a Baal, otros se inclinaban y lloraban. Nada parecía ser suficiente, y no sucedió nada.
Finalmente, Elías llamó a la gente hacia su altar y comenzó a construirlo. Tomó algunas piedras y las puso alrededor de su altar. Elías hizo algo muy extraño. Le pidió a la gente que vertiera agua sobre su sacrificio, sobre la leña y suficiente agua para llenar las zanjas debajo del altar.
¿Cómo iba Dios a encender un fuego cuando todo el altar estaba empapado? La gente comenzó a burlarse, y pensaban que ahora si con seguridad el Dios de Elías no iba a poder encender el fuego.
Elías se acercó y solo oró: "Oh Señor, muéstranos hoy que eres el Dios verdadero de Israel y que todo lo que he hecho ha sido por obedecerte. Contéstame Señor, para que estas personas puedan creer en ti nuevamente."
Cuando Elías terminó su plegaria y todos observaban en silencio, brotó fuego del altar y todo se cubrió de llamas. Todo se quemó hasta hacerse cenizas, y toda el agua se evaporó.
Cuando todos vieron esto, se sorprendieron y comenzaron a caer de rodillas y a gritar, "¡el Señor, es Dios!  El Señor, ¡es el Dios verdadero!"
Luego todos los profetas de Baal fueron atrapados y Elías dijo a Acab que observara porque ahora que la gente no adoraba más a Baal, el Señor enviaría lluvia.
Luego Elías regresó al Monte Carmelo y oró a Dios para que terminara la maldición y que llegaran las lluvias y así sucedió…comenzó a llover, y a llover... Y se acabó la sequía.










CONCLUSIÓN
Dios responde sí, cuando es su voluntad y somos obedientes a su voz, Elías era un hombre como cualquiera de nosotros; pero él obedecía al Señor en todo. Seamos obedientes amemos y aceptemos Su perfecta Voluntad. Para nuestro Dios Todo es posible.

NOTA PARA EL MAESTRO
Puede utilizar la figura del Semáforo y con esta lección el color VERDE, puede decorar la sala de este color, con globos, cintas, flores, etc. También puede llevar una ropa de este color de modo que los niños lo relacionen con la palabra SÍ…

MANUALIDAD SUGERIDA
Alfombra de oración la pondrán en lugar especial de su habitación para orar.

 
Copyright 2009 AMIGOS DE JESÚS. Powered by Blogger
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress by Wpthemesfree